jueves, 20 de marzo de 2008

Erase una vez la federación cántabra de Badminton


Hace mucho, mucho tiempo existía un grupo de jugadores de Badminton en un lugar en el que era muy complicado hacer deporte por el escaso número de instalaciones deportivas que existían. Ese lugar era Cantabria. Este grupo de jugadores se asoció y creó un club desde el que con ilusión, honradez y unas cuantas cosas más consiguió con el tiempo formar nuestra querida federación.
Estos tiempos han quedado en la memoria colectiva de algunos. Los valores iniciales con los que esto germinó ya no existen. Y personas como Jesús Cimiano, Miguel Angel García, Manuel Sua y tantos otros que tuvieron Valentía en luchar por lo creían, ya no son como las que hay ahora. Ahora son personajes interesados, individuos que solo buscan su propio beneficio, si no se entiende como se puede estar al frente de una federación durante casi veinte años y que esto no haya cambiado a mejor. Agarrándose con uñas y dientes a sus cargos.¿Qué se esconde detrás de todo esto? ¿por qué esta discriminación a los demás clubes?¿por qué este odio por un deporte en el que son sus máximos exponentes?
No se entiende como dedicándose casi en exclusiva al Badminton no se abogue porque crezca, porque progrese. No se entiende que el Ayuntamiento de Santander no quiera ni oír hablar del Badminton. No se entiende que de Torrelavega salieran como salieron tras denunciar al Ayuntamiento y perder el juicio. No se entiende como El Corte Ingles les abrió sus puertas para hacer unas jornadas de Badminton y que lo primero que hicieron fuera discriminar a algunos equipos, El Corte Ingles esta postura no la digirió muy bien y no creo que vuelva a contar con el Badminton para sus promociones. Señores directivos ¡déjenlo ya! que nos van a llevar a la ruina.
No hay cursos de entrenadores, no hay cursos de árbitros, no hay concentraciones de jugadores, no hay selecciones cántabras que nos representen, no hay ayudas a los clubes. ¿Qué aporta esta federación? Lo único a lo que se dedica es a recaudar el dinero de las fichas y el dinero de las inscripciones a los torneos; con los más pequeños hacen el mínimo imprescindible, sin árbitros, sin una competición relular que se desarrolle toda la temporada pues el torneo escolar comienza en febrero y termina en abril.
¿Dónde están la Liga de clubes y el Ranking Cántabro que en los años noventa existían? ¡es que vamos a peor!; bueno, este año por lo menos les hemos forzado a que realicen el CTB (Circuito Territorial de Badminton). La pasada temporada varios clubes se reunieron por su cuenta y crearon un circuito al que asistió mucha gente de otras comunidades dando a entender a la federación que si no hacían algo lo haríamos nosotros. El resultado ha sido claro y nuestro intento ha salido bien.
Sentimos gastar este espacio para denunciar la actitud de nuestros dirigentes federativos. Que no es que no den más de sí, sino que lo hacen a conciencia y preparan el terreno para que todo siga igual otros cuatro años más.

No hay comentarios: